Recaudan fondos para hijo de dominicana empleada de hospital que murió de coronavirus en NY

2797

La dominicana Janissa de la Cruz, quien murió de COVID -19 en abril y su hijo Gianluis de 6 años, por el que se mantiene una campaña en GoFundMe para colectar fondos y ayudarlo con los estudios.

La campaña, abierta el 8 de abril, dos días después de la muerte de de la Cruz, se fijó la meta de $20,000 dólares, que incluían los costos funerarios y hasta este domingo 3 de mayo, había recibido $35.537 de 596 donantes.

La recaudación fue iniciativa de su hermano Ángel de la Cruz, que la describe como una persona amada por todos a quienes conoció, por su carisma, sonrisa y amor por los demás y será recordada como una madre amorosa para su hijo, Janissa, aspiraba a graduarse de enfermera y estaba en el momento de su muerte, completando los trámites para inscribirse en la Universidad del Estado de Nueva York (SUNY).

Comenzó a trabajar en el hospital Montefiore en enero de 2013 después de trabajar como coordinadora en el Departamento de Salud del Condado Rockland, residiendo en la Villa de Haverstraw, entre 2010 y 2012. También se graduó en Justicia Criminal Law Monsey en el Colegio Comunitario de Rockland.

Era madre soltera: La de ella, fue la primera muerte en el circuito del hospital Montefiore que cuenta con la planta principal en El Bronx y tiene extensiones en diferentes zonas de la ciudad y suburbios del estado.

Allegados y familiares de la difunta la describen como una mujer que era conocida por tener una sonrisa en su rostro y ayudar a muchos con las traducciones al español.

El hospital dijo que perder a de la Cruz fue como perder un familiar.

«Estamos más que desconsolados porque un miembro querido de la familia del hospital Montefiore Nyack falleció», dijo el hospital en un comunicado. «No hay palabras que puedan expresar adecuadamente nuestras emociones por perder a un miembro vibrante y querido de nuestro equipo de atención médica».

Además trabajó en el Centro Prenatal fuera del campus del hospital durante más de siete años.

«La extrañarán todos los que tuvieron la suerte de conocerla y trabajar junto a ella», dijo el hospital. «Continuamos manteniendo a su familia en nuestros pensamientos y oraciones».

Su hijo será criado por la abuela, un tío y una tía. En su página facebook, ella publicó una foto tipo logo identificándose como una trabajadora esencial de la salud.

Desde el 27 de abril, el condado Rockland, sufrió el impacto de un gran porcentaje de los contagios y muertes, cuando el 4% de sus residentes dieron positivo en las pruebas en Haverstraw, West Harvestraw y Garnerville, donde otros numerosos dominicanos también murieron por el virus.

El 31 de marzo, de la Cruz comenzó a revelar síntomas de COVID-19 como fiebre y tos, dando positivo en la prueba.

Cuando los paramédicos sacaron a de la Cruz de su casa el 6 de abril, a eso de las 7:00 de la noche, ya el virus la estaba consumiendo.

Fue ingresada en cuidados intensivos en el mismo hospital donde trabajaba y allí sucumbió al día siguiente, el 7 de abril. Se había aislado por ella misma para evitar contagiar a su hijo y otros familiares.

«Ella guardó todo, tarjetas de cumpleaños, cada foto, para que podamos mostrárselas a su hijo y que sepa cuánto lo amaba su madre», reveló su hermano Ángel, quien también vive en Haverstraw.

Su hermana dijo que se graduará de enfermera para cumplir el deseo de la difunta. Por: Miguel Cruz Tejada

Dejanos tus comentarios sobre esta noticia!

Artículo anteriorEl también salió positivo al coronavirus y murió
Artículo siguienteEstados Unidos registra 1.015 muertos por coronavirus en 24 horas

Quizá te pueda interesar: