‘Pensé que era demasiado joven para tener cáncer de mama’

Fue de «pura casualidad» que lo detectó, pues no tenía el hábito de hacerse una inspección. «Pensé que probablemente empezaría a hacer este tipo de cosas cuando estuviera llegando a mis 50», le contó al programa Newsbeat, de la Radio 1 de la BBC.

Pero después de hacerse un control médico, Lucy recibió malas noticias. Tenía cáncer de mama a los 26 años. A comienzos de este mes, Sarah Harding -cantante del popular conjunto femenino británico Girls Aloud- murió de esa enfermedad a los 39 años de edad.

Después de su muerte, la fundación de caridad CoppaFeel! (que exhorta a las mujeres jóvenes a hacerse inspecciones táctiles de los senos) registró un enorme aumento de visitas a su sitio web.

Más de 200.000 personas visitaron sus páginas en las 12 horas después de que se anunciara la noticias, ocho veces más de los normal.

La fundación le dijo al programa Newsbeat que a pesar de que es el cáncer más común en mujeres entre los 25 y 49 años, una cuarta parte de las jóvenes no están conscientes de que el cáncer de mama las puede afectar.

Añade que las mujeres jóvenes son el grupo demográfico con más tendencia a postergar una visita a su médico de cabecera.

Fue sólo de casualidad que Lucy fue a revisarse el bulto. No tuvo que trabajar ese día, así que fue porque estaba libre.

«Pienso en eso todo el tiempo», indicó. «Estoy tan feliz de que ese día lo tenía libre». «Sería una historia completamente diferente en este momento. Es la razón por la que me encuentro aquí hoy».

Aun cuando el médico refirió a Lucy a la clínica de cáncer de seno, todavía ni se le ocurría que tuviera la enfermedad.

Lucy con la cabeza rapada
Lucy perdió todo su pelo durante la quimioterapia.

Pero cuando su hermana insistió en que se hiciera un examen de ultrasonido, Lucy empezó a darse cuenta de que algo andaba mal.

«El doctor enmudeció», cuenta.

Una semana después, le revelaron que tenía cáncer. Poco después se le había extendido a los nódulos linfáticos.

Le dijeron que necesitaría quimioterapia, radioterapia y cirugía. «Hubo momentos en los que no podía comer, no podía dormir», dice.

«Me quedaba despierta 20 horas al día, sin moverme del sitio donde estaba tendida en la cama».

«Me veía en tan pobres condiciones, mi piel estaba muy mal, perdí todo mi pelo, absolutamente todo, cejas, pestañas».

Después de la cirugía y la radioterapia, Lucy finalmente recibió un poco de buenas noticias: ya no tenía más células cancerosas.

Lucy todavía recibe terapia hormonal y ha estado trabajando con CoppaFeel! para difundir el mensaje que el cáncer de mama puede afectar a las mujeres más jóvenes.

«No pienses que no te puede pasar a ti. No se trata de ser pesimista, es sólo para tener consciencia», señala.

Dejanos tus comentarios sobre esta noticia!

Artículo anteriorLista de ganadores de los Billboard de la Música Latina
Artículo siguienteHombre dio estocada en el ano a su pareja después de haberle quitado la vida