Maestra pierde vesícula tras recibir trompada de un estudiante en Salcedo

Salcedo.- Una pelea entre dos estudiantes de 8 y 10 años alcanzó a Isabel Rivas, de 52 años, maestra de la Escuela María Ramona Hernández, de la comunidad de Rancho Al Medio Afuera, a la que hubo que extirparle la vesícula.

El hecho ocurrió el jueves, cuando faltaban pocos minutos para el medio día. Dos niños peleaban y uno, al tratar de darle una trompada al otro, le pegó a la maestra.

Informaciones indican que la profesora tuvo que ser auxiliada por sus compañeros, y ante los constantes dolores, llevada al Centro Médico Doctor Grullón. En tanto, por la características del malestar, se determinó que tenía fuertes laceraciones y traumas internos en la vesícula.

Uno de lo que se manifestó alarmado por la situación de indisciplina es Romeo Blanco: “si hubiese sido lo contrario, es decir, que la maestra hubiese sido quien toque al niño, a ella la hubiesen operado esposada y con Nuria y Alicia vigilándole la cabecera de la cama, haciéndole todo tipo de preguntas. Pero como no fue así, no hay respaldo de nadie ni de la ADP, ni Educación ni Conani”, dijo.

Habló sobre la violencia que impera en muchos de los centros educativos del país, pero de manera especial de Salcedo.

El comunicador y trabajador social y cultural Juan Eligio Abreu, culpa al alto grado de falta de conciencia de muchos padres de familias, que cree deben formar más.

La violencia es una problemática frecuente en los centros educativos. Se manifiesta en violencia verbal (murmuraciones o chismes, ofensas, uso de sobrenombres y amenazas). También, en violencia cibernética, violencia sexual y violencia física.

Con relación a esta última, el porte y uso de armas blancas (navajas, cuchillos, puñales, agujas, pinchos de pelo) parece estar generalizado entre el alumnado, pues son utilizados para agredir, amenazar y en “defensa propia”.

Siguenos en Youtube:

Dejanos tus comentarios sobre esta noticia!

Artículo anteriorAyuntamiento de Moca advierte a ciudadanía a no adquirir solares a urbanizadores sin permiso
Artículo siguienteSectores sociales y comunitarios demandan del gobierno rescatar el río Moca