El ex teniente La Soga se había soñado con su final

8068

Santiago. El exteniente de la PN Fernando de los Santos, (La Soga), acribillado a balazos el pasado miércoles cuando salía de su residencia del sector de Gurabo, al Nor­te de Santiago y quien ayer fue sepultado, tenía varios días prediciendo su muerte, de acuerdo a vecinos y amis­tades.

Según dijeron algunas personas allegadas que La Soga habría comentado que hace una se­mana tuvo un sueño en el que veía muchas personas en su residencia y que se habría preguntado qué pasaba y en medio de su morada vio un ataúd.

Vecinos comentaron que el exteniente de la Policía sa­lía muchas veces de su casa desarmado, ya que tenía pro­blemas con la justicia porque estaba pendiente el conoci­miento de un juicio de fondo tras ser acusado por el Minis­terio Público de varios homi­cidios.

“Nosotros lo queríamos mucho, porque era bueno, aquí los ladrones no entran porque le temían y lo acon­sejábamos de que saliera lo menos posible».

Su muerte fue ejecutada frente a su casa en el sector Gurabo, al norte de Santiago, mientras se dirigía a montarse en su vehículo. “La Soga” estaba en libertad condicional desde diciembre de 2018, a la espera de la apertura de un juicio de fondo en su contra por homicidio.

Como “La Soga” hubo otros hombres, que en su momento pertenecieron a alguna entidad de seguridad del Estado, y que luego se les imputó el haber pasado al otro lado de la ley y cometidos crímenes. Con el tiempo, estas personas también fueron asesinadas a tiros, tal como supuestamente habían dado muerte a sus víctimas.

Entre ellos se pueden citar a Ramón Darío Cabrera (Cabrerita), exsargento de la Policía y acusado junto a “La Soga” de un intento de sicariato, Carlos Evertz Fournier, Moncho Enríquez, Juan Buchán Javier y Chichí Bolón.

Cabrerita, otro ultimado, vinculado con “La Soga”

El homicidio de Ramón Darío Cabrera (Cabrerita), exsargento de la Policía Nacional, ocurrió el 26 de noviembre de 2004. También fue ultimado de múltiples disparos. Según él, junto a La Soga y otros miembros de la Policía, era investigado por el intento de asesinato del comunicador Euri Cabral, quien estaba acompañado de una mujer cuando fue atacado a tiros en el vehículo en que se desplazaba.


Cabrerita fue tiroteado por desconocidos mientras se estacionaba en su vehículo en una gasolinera de la avenida Estrella Sadhalá esquina avenida Las Colinas, en Santiago.

Dejanos tus comentarios sobre esta noticia!

Artículo anteriorOrganizaciones populares rechazan aprobación proyecto de ley 30% de las AFP
Artículo siguiente“Ya no aguanto más” vociferaba mientras se revolcaba de dolor

Quizá te pueda interesar: