Joven pastor y diácono se enamoraron y ahora luchan juntos contra la discriminación en la Iglesia

Hay millones de personas en el mundo que comparten valores y creencias con ciertas religiones y encuentran refugio en ellas, pero no entre algunos practicantes.

En más de un caso, son estas personas las responsables de herir los sentimientos y la dignidad de algunas personas que “no siguen” la moral establecida por cada uno.

Un claro ejemplo es la comunidad LGBT+, que es rechazada por diferentes creencias pero aún quiere ser aceptada y animada para acabar con esta discriminación. Jhon Botíahomosexual de origen mormón y oriundo de Bogotá (Colombia), creció acostumbrado a escuchar que la homosexualidad era pecado.

 

Esto le llevó a la idea de crear un grupo sinodal interreligioso en Facebook llamado “Comunidad de Cristo”, donde conoció a Fabio Meneses de la corriente evangélica y aprovechó para salir del armario en la red social.

Según Infobae, John usó hashtags como «#cristianosgays» o «#cristianoslgbt» para encontrar personas como él y desarrollar una comunidad en pequeños grupos, con muchas personas de diferentes religiones reunidas en la casa del organizador para reunirse y hablar sobre sus creencias. Entre ellos estaba Fabio, quienes fueron juntos a la Iglesia Metodista en la capital.

 

A Fabio no le gustó al principio, pero cuando vio que a su amigo John le gustaba, decidió darle otra oportunidad mientras se conocían mejor hasta tener algo más importante que la amistad. “Luego empezamos a participar, a involucrarnos, y luego fue cuando nos casamos”, dijo Fabio al medio, y que ambos estaban considerando casarse en el futuro.

Con el tiempo, Jhon se convirtió en el primer pastor abiertamente gay de una iglesia metodista latinoamericana, mientras que Fabio se convirtió en diácono cuya misión era ayudar a los pastores, predicar ocasionalmente y ayudar a las personas marginadas. Asimismo, Jhon dirige el culto en Chapinero Alto, un «pueblo gay» considerado seguro para la comunidad.

“Convertimos las agresiones en oportunidades para educar sobre el respeto por la diferencia”, dijo la pareja a Infobae. Todos sabían de su relación amorosa y la aceptaron, aunque cuando el líder religioso renunció y le ofrecieron reemplazarlo, la comunidad se opuso. “Hicieron cadenas de oración para pedirle a Dios que retirara al ‘pastor marica’ de ahí’”, dijo Jhon al sitio.

“Una cosa es que digan que los gays van a tu iglesia, y la otra es que los gays son pastores”, explicó Jhon a Infobae. Recibió terribles amenazas de muerte y mensajes de odio en las redes sociales luego de una entrevista en un canal local.

Cuando comenzó como pastor, tenía miedo de que alguien lo atacara o lo matara, pero no presentó una denuncia formal, como lo hizo cuando pidió asilo, pensando que habría más gente que estar seguro del llamado de Dios. él «posición. Más de 60 personas, la mayoría de la comunidad LGBT+, van a la iglesia todos los domingos.

“La gente ha visto el cambio; desde que John es el pastor van más personas, se ha mejorado el lugar de reunión”, dijo Fabio a Infobae. De este modo, ambos promueven la inclusión y respeto a las diferencias por medio de la educación.

Siguenos en Youtube:

Dejanos tus comentarios sobre esta noticia!

Artículo anteriorHombre agrede en la cara a una jovencita que iba a su escuela
Artículo siguienteLa aplicación de WhatsApp empezará a cobrar