Hombre ultimó y calcinó a su prima

6524

Artgentina.-El crimen de Guadalupe, la nena ultimada y calcinada por su primo de 22 años, conmociona a los vecinos de Lobos una comunidad en Argentina. Y lo que vivió la nena antes de morir fue un calvario. Así se desprende de las especificaciones que se conocieron del informe de la autopsia y a las que accedió la agencia Télam: Guadalupe presentaba fuertes traumatismos de cráneo, golpes en la cara.

Pero esa no fue la causa de muerte sino las quemaduras que sufrió en sus órganos vitales.

Esas mismas quemaduras que presentaba el cuerpo de Guadalupe no le permitieron a los peritos determinar si la chiquita fue viola-da. Sí están convencidos que se defendió del ataque.

El primo de la víctima, identificado como Sergio Ramón Oliveira, está preso, acusado de ‘homicidio calificado’.

La detención de Oliveira ocurrió luego de que la mamá de Guadalupe de 8 años, denunciara ante la Policía que nada sabía de su hija.

La nena se había ido con su primo el domingo por la tarde a un cumpleaños y en el camino debían levantar a la hija del hombre, con quien la chiquita asesinada solía compartir bastante tiempo.

Resultado de imagen para Hombre ultimó y calcinó a su prima
. El acusado se negó a declarar y seguirá detenido.

Mientras la Policía iniciaba la búsqueda de Guadalupe, Oliveira se presentó en la casa de un familiar de la ciudad de Roque Pérez, a unos 37 kilómetros de Lobos. Tenía una crisis nerviosa. ‘Me mande una cagada, por la nena no pude hacer nada’, dijo.

«La víctima presentaba signos de violencia y de incineración», señaló a Télam un jefe policial que trabaja en la causa.

Lo que vieron fue horrendo: el cadáver calcinado de Guadalupe estaba sentado contra una pared, sobre unas brasas, detallaron los informantes.

Por lo pronto, la fiscal ya tiene el informe preliminar de la autopsia. Los peritos determinaron que Guadalupe sufrió quemaduras en la zona genital, lo que borró las potenciales pruebas que podían obtenerse para acreditar si se consumó una violación.

Mientras la Policía entraba a la casa del homicida, situada en avenida Yrigoyen al 1200, de Lobos -a unas 20 cuadras del domicilio de la víctima

El sujeto había dicho en un primer momento que la pequeña había sido atacada en el marco de un robo; sin embargo, termino confesando el crimen. (Foto: Twitter)
El sujeto había dicho en un primer momento que la pequeña había sido atacada en el marco de un robo; sin embargo, termino confesando el crimen

La confesión

«Me mande una cagada, por la nena no pude hacer nada«, fueron las palabras que usó Oliveira para contarle a uno de sus familiares lo que había pasado con Guadalupe. Unas horas antes, la había pasado a buscar por su casa para llevarla a un cumpleaños.

Mientras el imputado confesaba el crimen, casi en simultáneo, la mamá de la menor presentaba en la comisaría una denuncia por su desaparición, porque no había vuelto a su casa.

La policía encontró el cuerpo calcinado de Guadalupe en el domicilio de Oliveira, sentado contra una pared, sobre unas brasas. No se encontraron signos en la escena del crimen que sugirieran la participación de una tercera persona.

El crimen de Guadalupe conmocionó a la comunidad de Lobos, donde viven unos 32 mil habitantes, quienes reclamaron ayer justicia a través de las redes sociales.

Dejanos tus comentarios sobre esta noticia!

Artículo anteriorYa son 9 muertos en Estados Unidos por coronavirus, el temor en aumenta
Artículo siguienteNiño se sale por los hierros del balcón en un tercer piso

Quizá te pueda interesar: