Elvis Martínez recuerda los días cuando era panadero

1593

RD.- De la vida de limpiabotas y panadero en su natal San Francisco de Macorís queda mucho en el alma del bachatero Elvis Martínez.

Con 20 años de una carrera musical cargada de éxitos recuerda, frecuentemente, esos momentos con sus hijos.

Y es que siendo apenas un niño tuvo que salir a la calle a trabajar para ayudar a su numerosa familia, 12 hermanos en total.

Desde muy chico, entre los 9 y 10 años, padecio su padre y tuvo que recorrer las calles de su barrio limpiando zapatos. Luego en la adolescencia trabajó como panadero en la panadería “El Detallista”, en la ciudad nordestana. “Si me buscan harina todavía horneo pan y galletas en mi casa”, dice sonriendo.

El bachatero tuvo una niñez muy dura, desde ver la muerte de su padre hasta pasar todo un día esperando qué iban a comer.

Desde pequeño dio muestra de esa gracia natural que se vislumbra en un futuro artista. Así que en la escuela era el favorito para todos los actos y actividades del plantel.

“Recuerdo que todos los martes se cantaba en la escuela, y ya tenía mi público, porque todos esperaban a que yo les cantara la canción “Querida” de Juan Gabriel”.

Desde ese entonces,El Camarón estaba seguro que quería cantar el resto de su vida, así que se dedicó a buscar la manera de insertarse en algún grupo en su pueblo natal e iniciar una carrera en la música.

Recogía instrumentos

Inició en el grupo Eddy Luis, como “bandboy” (recoge instrumentos) y también cantaba y hacía coro. Sin proponérselo Elvis comenzó a destacarse e interpretaba todos los temas pegados de los bachateros más conocidos como Raulín Rodríguez, Anthony Santos y Luis Vargas.

Resultado de imagen para elvis martinez panaderoDe un momento a otro Elvis se volvió popular en San Francisco y las contrataciones del grupo llegaban porque lo querían a él. Así nace el primer tema grabado “Nos quieren alejar”, que fue un éxito en San Francisco.

Elvis llega a Estados Unidos y se presenta en La Mega con un cassette del tema. Es cuando el locutor Ruddy “Rudísimo” llamó a Franklin Romero para que lo conociera.

“Recuerdo que Franklin no creía que era yo que cantaba y entonces me puso a cantar a capela y me dijo: ven mañana que te voy a firmar. Ya lo demás es historia”.

“A mí me gusta recordar esos momentos porque hace que no me olvide de dónde vengo, cómo me formé y la esencia de mi vida”.


“El Camarón” o “El Jefe”, como también se ha hecho llamar, refiere que no le molesta en lo absoluto que utilicen cualquiera de estos sobrenombres para llamarlo ya que cada uno de ellos ha formado diferentes etapas de su carrera.

Dejanos tus comentarios sobre esta noticia!

Artículo anteriorEl desagradable momento por 500 pesos falsos en el Metro de SD
Artículo siguienteAyúdenme, no me dejen, gritaba abogada ultimada por su ex pareja

Quizá te pueda interesar: