Colocan injertos a Yocairi Amarante tras ataque con ácido del diablo

1337

RD.- Resultó todo un éxito el primer injerto colocado en el rostro de Yocairi Amarante Rodríguez, rociada con “ácido del diablo” por su expareja, realizado el pasado miércoles en el Hospital Ney Arias Lora. Ahora los médicos esperan determinar si su organismo no lo rechazará.

De acuerdo al jefe de la Unidad de Quemado en el Hospital Ney Arias Lora, Eddy Bruno, se debe esperar el transcurso de la semana próxima para concluir que su cuerpo asimiló apropiadamente el injerto.

De su lado, Santa Rodríguez, madre de la joven de 19 años, afirmó a EL DÍA que a pesar de los avances de su salud, su hija agudiza en su depresión por la situación y porque no ha podido ver a su bebé en todo este tiempo.

Dijo que no quiere comer y tiene que acceder a su habitación para darle la comida y así pueda alimentarse, porque según la madre, su semblante está caído y le embarga el desánimo.

Sin embargo, la evolución de su problema de salud avanza satisfactoriamente y está respondiendo a las intervenciones quirúrgicas a las que se ha sometido.

Hasta el momento Yocairi ha sido sometida a tres procedimientos quirúrgicos, dos de los cuales fueron para retirar la carne quemada por el químico y uno para implantar los injertos.

Por el atentado contra Yocairi, Willy Antonio Javier Montero y otros dos hombres identificados como Joan José Feliz y Alexander Sosa Méndez, guardan prisión en la cárcel del 15 de Azua como medida de coerción.

Javier Monegro le ofreció 25 mil pesos Alexander Sosa Méndez para cometer el crimen. Sosa Méndez luego contacto a Joan José Feliz (Pinocho) para ejecutar la acción.

Willy Antonio Javier Monegro les adelantó 3,500 pesos para cometer el crimen el viernes 25 de septiembre.

Amarante Rodríguez y Javier Montero mantuvieron una relación de cinco años como pareja que comenzó cuando ella tenía 14 años y él 27.