La novia lo botó porque otro se burló de ellos en las redes y ahora lo humilla en Alofoke Radio Show

4682

RD.- El video que se hizo viral del reconocido joyero y dueño de la joyería Gordo de Oro, Félix Anderson Vargas de los Santos, mejor conocido por mismo nombre de la joyería.

Luego de subir unas imágenes y videos a las redes sociales con su recién novia, fue objeto de criticas por parte de alguien con solo buscaba dañar la relación y al parecer lo logró.


La joven de la cual se reserva su nombre por asunto legales, luego de las fuertes criticas por estar ella saliendo con alguien que según escribían lo hacia por dinero.

Según los acosos el Gordo de oro, es un tipo muy feo para ellas estar con el.

La situación se ha desatado y el Joyero fue entrevistado por la misma situación en el programa Alofoke Radio Show, de Santiago Matías.

El joven emprendedor y empresario cuenta que todo comenzó luego de subir a las redes algunas fotos como muestra de su amor, a lo que al día siguiente fue que se dio cuenta de las criticas que hicieron desistir a su novia de continuar con el.

Según cuenta Anderson, la forma que la joven utilizó para terminar la relación fue un mensaje que dice.

Te escribo este presente mensaje para decirte que con la publicación de nuestras imágenes he comprendido que es oportuno tomar una decisión inteligente para no seguir alimentando el morbo de personas que no me siguen y no me conocen.

Por ende la manera mas inteligente de ponerle freno a esto es terminando con nuestra relación; lo que desde este momento tu y yo no somos nada».


Si a partir de este mensaje vuelves a subir un imagen de mi persona sin mi consentimiento o emites comentarios difamatorios en mi contra, tomare o emprenderé acciones legales pertinentes”.

A lo que tanto el Gordo de oro, entiende que ese mensaje no lo escribió ella sino que está siendo dirigida por alguien de su familia, con quien el cree tuvo alguna situación en el pasado.

Ver video más abajo:

 

En medio de la entrevista la joven fue contactada por medio de una llamada telefónica a lo que esta contestaba lo que le preguntaban de forma sarcástica; invitando incluso a que le compren una soga al joven que ella botó.