Fallece el merenguero Jerry Vargas

437

El merenguero Jerry Vargas, mejor conocido como El Nazareno, falleció este sábado tras presentar varios problemas de salud. El cantante fue llevado la tarde del domingo pasado a la clínica del doctor Jiminián en estado de gravedad por una unidad del 9-1-1. Presentaba una fibrilación ventricular muy severa, de la que no se recuperó.

El pasado diciembre Vargas fue trasladado del Hospital Moscoso Puello a la clínica Cruz Jiminián, con problemas cardíacos, una neumonía masiva, varios infartos cerebrales y una insuficiencia renal que ya se había clonificado, por lo que tuvo que darle electroshock para revivirlo.

Sufrió varios infartos cerebrales y una insuficiencia renal que ya se ha clonificado. “Es decir que es un paciente de estaba en extrema delicadeza”.

Gerardo (Jerry) Vargas nació el 11 de agosto de 1954 en Las Guáranas, San Francisco de Macorís, donde se hizo famoso desde muy pequeño por la forma tan profesional de tocar su guitarra.

Estuvo con las orquestas El Combo Candela, en Nagua; El Charro Mejía, en Pimentel; La Gente del País y Los Hermanos Rosario, con las cuales adquirió conocimientos en el área, especialmente como pianista.

En 1983 formó su propia orquesta y en 1985 fue apodado como “El Nazareno”, mote con el que se le identificó.

En 1997, luego de varios años fuera del país, regresó a Santo Domingo, pero su adicción a las drogas lo obligó a refugiarse en Hogares Crea Dominicana.

Allí se mantuvo por espacio de dos años hasta su recuperación. Llegó a convertirse en director de diferentes centros de adictos en la capital y el interior del país.

A sus 54 años Jerry Vargas no pudo contar con la suerte de guardar una fortuna para sus años posteriores y en los últimos tiempos se mantenía tocando en diferentes bares de la ciudad, acompañado de su piano.


Tras seis producciones discográficas, Jerry Vargas viaja a Estados Unidos en una gira con su orquesta. En esa época la crisis comenzaba a arropar a las agrupaciones merengueras y todos los músicos decidieron quedarse a vivir ilegal en Estados Unidos.

Allí Jerry trató de volver a formar su orquesta, pero la situación era difícil. Las drogas comenzaron a arropar su vida y se convirtió en un adicto.

En 1995 El Nazareno llegó al país muy enfermo y se internó junto con uno de sus coristas, Raúl Silfa, en Hogares Crea.

“Mi tío se recuperó por completo y se graduó de este programa después de tres años. El ya llevaba una vida sana y tenía como fuente de trabajo tocar en diferentes pianos-bar de la capital y hacía presentaciones en el exterior del país también”, contó su sobrina.


Jerry vivía solo en su casa en Residencial Brisas del Este. Es padre de seis hijos. De ellos cuatro viven en Estados Unidos, una es DJ en España y otra de sus hijas reside en República Dominicana

Dejanos tus comentarios sobre esta noticia!

Artículo anteriorObama llena de amor las redes con el mensaje de cumpleaños a Michelle
Artículo siguienteEsta noche Partido Águilas-Licey, otra vez amenazado por lluvia

Quizá te pueda interesar: