Las personas que hablan con sus mascotas no están locas, en realidad son súper inteligentes

Ya sea que seas el orgulloso dueño de un perro, gato o loro, probablemente hables con tu mascota todo el tiempo.

Para ser honesto, sería un poco extraño si nunca le hablas a tu mascota, pero si alguna vez piensas que hablar con tus mascotas te está volviendo loco, (probablemente) estés equivocado.

Las personas que hablan con sus mascotas no están locas, en realidad son súper inteligentes
Las personas que hablan con sus mascotas no están locas, en realidad son súper inteligentes

De hecho, cuando los humanos hablan con los animales es un signo de inteligencia, e incluso ocurre lo mismo con objetos inanimados como automóviles o plantas.

Se conoce como antropomorfización, que significa dar mentes y nombres humanos a los no humanos, incluidos los objetos.

Nicholas Epley, profesor de ciencias del comportamiento en la Universidad de Chicago, afirma que históricamente, la antropomorfización se ha tratado como un signo de infantilismo o estupidez, pero en realidad es un subproducto natural de la tendencia que hace que los humanos sean especialmente inteligentes en este planeta. Ninguna otra especie tiene esta tendencia.

¡Así que, después de todo, no eres una loca de los gatos!

La antropomorfización se asocia más comúnmente con dar nombres humanos a no humanos, pero también se extiende al carácter.

Explica por qué describimos que los no humanos tienen rasgos humanos, por ejemplo, cuando comienzas a darle a tu automóvil el carácter de un anciano obstinado.

Y afortunadamente, eso no significa que estés loco. Es solo que tu cerebro está programado para ver y percibir mentes.

Sin embargo, a veces puede ser contraproducente, como cuando vemos ojos falsos pero los asociamos inmediatamente con tener una mente.

El profesor Epley dice que los ojos falsos son un truco del que caemos casi todas las veces, uno que puede engañarnos para que veamos una mente donde no existe la mente. Como miembro de una de las especies más sociales del planeta, eres hipersensible a los ojos porque ofrecen una ventana a la mente de otra persona.

Bastante bien, ¿eh?

Es solo otra de las cosas que hacen que los humanos sean maravillosamente únicos, extraños y especiales.

La próxima vez que tu amigo te llame la atención por hablar demasiado con tu gato, asegúrate de decirle que es porque eres inteligente.

Dejanos tus comentarios sobre esta noticia!

Artículo anteriorUn pastor con Ferrari de US$350 mil y mansión de US$10 millones
Artículo siguienteSe entrega a las autoridades el cantante urbano Onguito Wa