El lamento de Abinader ‘Yo hubiera querido mucho más pero la pandemia nos limita’

1901

RD.- El presidente de la República, Luis Abinader, visiblemente afectado por la realidad que atraviesa la República Dominica pidió este jueves a Dios y la virgen de la Altagracia a que le ayude a que junto a los organismos internaciones poder adquirir la vacuna para la prevención del coronavirus, lo antes posible.

Durante la celebración de la misa por el Día de la Virgen de la Altagracia, en medio de la crisis sanitaria generada por la pandemia del COVID-19, el abrazo de la paz ha sido sustituido por “la mirada de la paz”. República Dominicana superó este jueves los 51 mil casos activos de coronavirus, luego de que en 24 horas se sumaran 1,198 nuevos activos.

“Yo hubiera querido mucho más pero por la pandemia nos limita mucho”, comentó Abinader durante su participación en la misa con motivo a la celebrarse este 21 de enero el día de la Protectora de los dominicanos, en donde reconoció que a él le ha tocado gobernar en un momento de crisis sanitaria, económica y moral, lo cual dificulta mucho hacer lo que como Gobierno quiere hacer en el tiempo que había planificado.

El presidente de la República, Luis Abinader, visiblemente afectado por la realidad que atraviesa la República Dominica pidió este jueves a Dios y la virgen de la Altagracia a que le ayude a que junto a los organismos internaciones poder adquirir la vacuna para la prevención del coronavirus, lo antes posible.

Durante la celebración de la misa por el Día de la Virgen de la Altagracia, en medio de la crisis sanitaria generada por la pandemia del COVID-19, el abrazo de la paz ha sido sustituido por “la mirada de la paz”. República Dominicana superó este jueves los 51 mil casos activos de coronavirus, luego de que en 24 horas se sumaran 1,198 nuevos activos.

“Yo hubiera querido mucho más pero por la pandemia nos limita mucho”, comentó Abinader durante su participación en la misa con motivo a la celebrarse este 21 de enero el día de la Protectora de los dominicanos, en donde reconoció que a él le ha tocado gobernar en un momento de crisis sanitaria, económica y moral, lo cual dificulta mucho hacer lo que como Gobierno quiere hacer en el tiempo que había planificado.

Señaló que el hecho de que él y todos devotos de la Virgen hayan tenido que adaptarse a que un día como este, no están en la Basílica en Higüey, es la evidencia de la situación especial en la que se encuentra el país y el mundo. Por primera vez en los 50 años que tiene de creada la Basílica Nuestra Señora de la Altagracia que no se llevan a cabo las liturgias con la participación de los feligreses.

“Eso les dice en la situación tan especial en la que se encuentra el país. Una situación que nos hemos ido adaptando. A veces, lo vemos como algo natural y otras veces entonces sentimos que la vida se nos está caminando delante y que no estamos haciendo muchas cosas que deberíamos de hacer por la pandemia”, expresó con el rostro decaído el presidente de la República.

“Lo que le pido a Dios y a la virgen es que nos ayude a seguir trabajando para que junto a todos los organismos internacionales, con toda logística y la solidaridad internacional y con todos los esfuerzos que está haciendo este Gobierno, poder tener la vacuna lo antes posible”, refirió al reiterar el pedido a la población para que se cuiden y cuiden a las adultos mayores y personas con comorbilidad a quienes afecta de una forma más agresiva el COVID-19.

No dejar de ser humilde

El jefe de estado, quien reconoce que han hecho mucho aun en medio de la crisis, aunque no tanto como él quisiera, también pidió a la divina providencia que le mantenga siendo una persona humilde para seguir reconociendo cuando se equivoca y proceder a rectificar como hasta el momento ha sido.

“Le pido a Dios, a la virgen, que nos ayude a seguir buscando el camino que este país necesita, que nos ayude darnos las fuerzas que nos ha dado hasta ahora, que nos de sabiduría pero sobretodo también que tengamos, que continuemos con la humildad, que si nos equivocamos, también rectificar. Yo creo que esa es una de las actitudes más importante que no solamente debe tener un gobernante sino también que debe tener un país”, expresó.

En la misa oficiada por el Fray Kelvin Acevedo, vicario de la capilla San Rafael Arcángel del Palacio Nacional, la primera dama, Raquel Arbaje, y la vicepresidenta de la República, Raquel Peña, fueron las responsables de las lecturas bíblicas.

Fray Acevedo reflexionó sobre la importancia de dar buenos frutos en el ejercicio de las funciones y de dejar un legado positivo.

Reconoció que la población está cansada y quiere que se quite el toque de queda y las restricciones de reunión, sin embargo, considera que no es el momento y que la población debe de colaborar ya que en los horarios no autorizados se continúa distribuyendo bebidas alcohólicas y produciéndose acciones contrarias a las establecidas en los decretos emitidos por el Poder Ejecutivo.
Ver video:

Dejanos tus comentarios sobre esta noticia!

Artículo anteriorEstá en la cárcel de la Fiscalía del Distrito Nacional hombre que maltrató a perrita Trufa
Artículo siguienteUna joven pierde la vida al ser atropellada por una patana

Quizá te pueda interesar: