Morder y comerse las uñas, conducta que podría causar la muerte

966

RD.- En la actualidad los seres humanos, debido al estrés, han adquirido malos hábitos. La mayoría de las veces dichas costumbres comienzan desde la infancia. Una de las más comunes es la onicofagia. Este es el término clínico para morderse o comerse las uñas.

Carlos Fernando Ramírez Aboites, coordinador de Hospitales del IMSS, delegación Estado de México Oriente, advierte que la onicofagia permite el ingreso de diferentes bacterias en el estómago, lo que puede generar un cuadro infeccioso conocido como sepsis.

La sepsis, acorde a la OMS, es una complicación que tiene lugar cuando el organismo produce una respuesta inmunitaria desbalanceada, anómala, frente a una infección.

La sepsis es una urgencia médica y si no se diagnostica y trata de forma temprana, puede ocasionar daño irreversible a los tejidos, choque séptico, insuficiencia orgánica múltiple y poner en riesgo la vida.

El choque séptico es un tipo grave de sepsis en el cual las alteraciones circulatorias y celulares o metabólicas son tan graves que incrementan el riesgo de muerte de manera sustancial.

  • El médico también señaló que comerse las uñas puede generar las siguientes consecuencias:
  • Dañar el esmalte de los dientes.
  • Gingivitis por daño a las encías.
  • Verrugas periungueales.
  • Alteración del crecimiento de las propias uñas.
  • Provocar dolores en mandíbula y articulaciones.

¿Existe alguna manera de ayudar a las personas que se comen las uñas?

La Universidad Veracruzana brinda las siguientes recomendaciones para ayudar a las personas que tienen este mal hábito:


  • Cuidar las uñas: limarlas, pintarlas, colocarles algún esmalte transparente; asimismo, dejarlas crecer o recurrir a una sustancia con sabor desagradable para untárselas, de manera que nos alerte ante la conducta repetitiva.
  • Retirar la mano de la boca en cuanto se percibe el deseo de morder y ocuparla en alguna otra cosa.
    Identificar las situaciones que inducen el comportamiento obsesivo de comerse las uñas e intentar neutralizar el estímulo.
  • Acudir con un psicólogo o psiquiatra para atacar el problema frontalmente.

Fuente: ngenespanol

Dejanos tus comentarios sobre esta noticia!

Artículo anteriorNiña muere asfixiada cuando comía un Hot Dog en La Romana
Artículo siguienteMuere directora del hospital de San Francisco de Macorís por COVID-19

Quizá te pueda interesar: