Los Juegos Olímpicos, la vitrina para relanzar a Félix Sánchez

10

El 6 de agosto de 201 2será recordado como el día en que Félix Sánchez eclipsó el Olympic Stadium de Londres. Cuarenta y tres minutos después Luguelín Santos se consagró como el más joven medallista de los 400 metros lisos en ese mismo escenario.

A seis días de su cumpleaños 35, Sánchez pasó la meta de los 400 metros con vallas, ganando su segunda medalla dorada con un impresionante registro de 47.63, originando uno de los momentos más emocionantes acaecidos en el Olympic Stadium de Londres, cuando al llegar a la meta cayó de rodillas, se cubrió la cara con las manos para luego mostrar al mundo un rostro bañado en lágrimas, mientras sacaba una fotografía de su abuela (Liliana Peña) que cumplía 4 años de fallecimiento.

El público lo recibió de pie y mientras recorría todo el redondel del estadio con una bandera de República Dominicana en alto, recibía el aplauso de la concurrencia de unas 80 mil personas.

Sánchez, que inició su carrera en 1998 y tres años después se convertía en campeón Mundial de los 400 metros con vallas en Edmonton, Canadá, había dejado atrás una gran estela de fracasos, matizados por las lesiones y accidentes en las vallas. En Londres deslució al mejor de la distancia en ese momento, el boricua Javier Culson, quien tuvo que conformarse con la tercera posición.

Llegó a calificar aquel momento como “el día más feliz de mi vida”, porque estaba regresando como el número uno del mundo en esa especialidad y además estaba cumpliendo una promesa que había hecho a su abuela de que ganaría otra medalla olímpica.

Había llegado a Londres como una incógnita, mucha gente no le daba las mejores posibilidades, aunque él mismo confesó que llegó a los juegos “bien entrenado y lleno de confianza”.

Su presentación en las finales de los 400 metros con vallas, paralizó el país, para Félix Sánchez, ganador de la medalla de oro en los 400m con vallas en los Juegos Olímpicos.

luego producirse una explosión de vítores y celebraciones aquí y en el extranjero.

Su gran actuación cerró con un recibimiento multitudinario junto con Luguelín Santos y otros atletas dominicanos participantes en los Juegos, que aunque no alcanzaron medallas, tuvieron una presentación honrosa.

Pero lo transcendente de estos juegos no sólo fue repetir el número y color de las medallas obtenidas en los Juegos de Beijing (oro y plata), sino que Félix Sánchez emergió como el ave fénix, para ser el primer y único atleta dominicano que tiene el mérito de ganar dos medallas en unas olimpiadas, ambas de oro.

La fuerza de Luguelín Santos
Otro hecho elocuente de la presencia dominicana en Londres fue la consagración de velocista dominicano Luguelín Santos, que conquistó medalla de plata en los 400 metros lisos, convirtiéndose en el medallista más joven de esa distancia que sube al pódium de premiación.


Santos coronó el día más emocionante para el país en unos Juegos Olímpicos, porque por primera vez logra dos medallas en un evento de esta envergadura.

Dejanos tus comentarios sobre esta noticia!

Artículo anteriorJoven comunicadora de Moca dice fue agredida por su novio norteamericano
Artículo siguienteAlianza País en Moca defiende legalidad de denuncia del doctor Guillermo Moreno

Quizá te pueda interesar: