La niña Liz María decía que él se tocaba delante de ella

7983

SDE.- Hay quienes aseguran que se trata de un secuestro. Consternados se encuentran los moradores del Ensanche Isabelita, luego de la desaparición de una niña de 9 años.

Hay quienes aseguran que se trata de un secuestro. Consternados se encuentran los moradores del Ensanche Isabelita, luego de la desaparición de una niña de 9 años.

Vecinos aseguran que la niña había sido tocada por el pandero apresado en otras veces y ella habría dicho que él se tocaba delante de ella.

La cámara de seguridad ubicada en el edificio frente al callejón donde vivía el hombre que violó y estranguló a la niña Liz María Sánchez.

Fue un punto clave para dar con el paradero de la pequeña que salió el pasado domingo de su residencia a primera hora de la mañana hacia la casa de su verdugo.

Starlin Francisco Santos, aprovechó la ilusión de la niña por tener un celular inteligente para atraerla hacia su casa, abusar de ella y estrangularla.

Existe la versión entre los moradores del ensanche Isabelita, en Santo Domingo Este, donde ocurrió el hecho, de que la niña de nueve años, había frecuentado el lugar en otras ocasiones.

Pues para llegar de su hogar a la casa de Santos debió salir de un pequeño callejón donde vivía, coger la calle Respaldo 13, atravesar la calle 13 luego entrar otro callejón que da acceso a la calle 10 y por último entrar al callejón.

Santos, quien también es conocido en el sector como «El Panadero» y allegado a la familia de Liz María, con una mente fría y bien calmado, narró a la Policía que cuando acabó con la vida de la menor, introdujo el pequeño cuerpo en un saco y en su motor se trasladó al kilómetro 14 1/2 de la autopista Las Américas y lanzó el cadáver a las aguas del mar Caribe.

Hasta el momento las autoridades continúan la búsqueda de los restos de la infante. Ver video más abajo:


Dejanos tus comentarios sobre esta noticia!

Artículo anteriorPuerto Plata está de luto tras fallecimiento de querido deportista
Artículo siguienteSuspenden búsqueda de la niña Liz María en el Mar caribe y su madre pide que no se detengan

Quizá te pueda interesar: