Entrevista a Dominicana “George Floyd trabajaba conmigo”

4529

El 25 de mayo el afroamericano George Floyd murió asfixiado por un policía blanco. El vídeo de su detención ha desembocado en los peores disturbios de las últimas décadas.

Un policía blanco se arrodilló sobre el cuello de Floyd durante varios minutos, una vez ya estaba esposado y pese a sus continuos ruegos advirtiendo de que no podía respirar.

Ese grito -I can’t breathe, no puedo respirar- se ha convertido, y no es la primera vez, en uno de los lemas de las protestas que recorren el país.

El toque de queda sigue declarado en numerosas ciudades, las detenciones se cuentan por centenares (periodistas incluídos) y hasta Donald Trump se vio obligado a refugiarse el pasado viernes en el búnker de la Casa Blanca. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

El comunicador Brea Frank entrevistó a la dominicana Ruth Thurston, propietaria de Conga Latin Bistro, donde Floyd laboraba.Ver:


Estados Unidos está inmerso hoy en los peores disturbios raciales desde el asesinato, en 1968, de Martin Luther King, el histórico líder de los derechos de los negros. La mecha de las protestas contra los abusos policiales y el racismo, que se han extendido por decenas de ciudades, fue la muerte por asfixia del afroamericano George Floyd el 25 de mayo en Minneapolis.

El 25 de mayo, George Floyd, de 46 años, padre de una niña de seis años y ex guardia de seguridad -había perdido su empleo, como millones de estadounidenses, durante la pandemia de coronavirus- fue detenido por la policía después de que el empleado de una tienda lo denunciara por intentar pagar con un billete falso de 20 dólares.

Cuatro agentes arrestaron a Floyd y lo esposaron; uno de ellos lo mantuvo retenido en el suelo, arrodillándose sobre su cuello durante más de ocho minutos, mientras Floyd gritaba que no podía respirar.

Los vídeos de este momento, que captan los últimos minutos con vida de Floyd, se hicieron virales y provocaron una oleada de indignación en todo el país, a la que se sumaron personalidades políticas y artísticas que denunnciaron la violencia policial contra los negros. El día después de la muerte de Floyd, los cuatro oficiales involucrados en el incidente fueron despedidos. Pero no era suficiente. Las protestas empezaron esa misma noche en Minneapolis al grito de «I can’t breathe».

Dejanos tus comentarios sobre esta noticia!

Artículo anteriorCero nuevos fallecimientos y 17, 572 casos confirmados de coronavirus en RD
Artículo siguienteEl Senado aprueba la emergencia nacional por 12 días

Quizá te pueda interesar: