De mensajero de FedEx a Grandes Ligas, la historia del dominicano José Cuas

El pasado martes, el relevista dominicano José Cuas coronó su travesía de casi un década al por fin debutar en Grandes Ligas tras un largo, e inusual, camino.

La carrera de Cuas, nacido en Santo Domingo pero criado en Nueva York, Estados Unidos, inició como la de muchos jóvenes que compartían su meta, al jugar a nivel colegial.

A los 19 años defendió los colores de la Universidad de Maryland, donde se desempeñó como jugador de cuadro, principalmente como campocorto o tercera base.

En 2015 empieza su carrera como profesional, al ser seleccionado en la onceava ronda del Sorteo de Grandes Ligas por los Cerveceros de Milwaukee.

Sin embargo, tras dos años de paupérrima producción en la caja de bateo, los Cerveceros tomaron la radical decisión de convertir a José a lanzador, con el fin de explotar sus otros dotes atléticos.

Pero la franquicia de Milwaukee decidió dejarlo en libertad en la temporada siguiente, tras malos resultados desde el montículo, significando un duro golpe para Cuas, quien posteriormente admitiría que esa fue la primera ocasión en que pensó en dejar el béisbol.

El mismo José ha asegurado que cuenta con un excelente sistema de apoyo, destacando de manera especial a su hermano Alex y su pareja Anais, quienes siempre mantuvieron su fe en él talento del criollo cuando este no la tenía en él mismo.

Y es que fue Alex la primera llamada que realizó Cuas al recibir la noticia de que fue despedido, asegurándole que su carrera como profesional había terminado.

«Me llamó y me dijo: ‘Me acaban de dejar en libertad, estoy terminado. Yo le dije: ‘Oye, relájate. Vamos a ver qué pasa'», expresó Alex, quien estaba consciente de las dificultades económicas que yacían en su futuro inmediato.

En una entrevista con el medio especializado The Athletic, el hermano del relevista indicó que su sobrino había nacido en abril de ese mismo año, luego de un difícil embarazo para Anais, y a eso se le sumó que la familia ya no contaba con el poco ingreso que tenía Cuas de su contrato de Ligas Menores.

«Yo mantuve a flote todo. Lo estaba cubriendo todo económicamente. Todo. Yo le decía: ‘Ve a hacer lo que tengas que hacer’. Tenía esa fe en él. Confío en él», dijo Anais.

En 2019 firmó con los Patos de Long Island, que pertenecía a la Liga del Atlántico (independiente de Grandes Ligas), donde cambió el rumbo de su carrera.

Ya más cómodo como pítcher, Cuas mostró excelentes números y fue ayudado por uno de los mejores relevistas en la historia reciente: el venezolano Francisco Rodríguez, cuarto en la lista de salvamentos en la ‘Gran Carpa’.

“K-Rod” vio a Cuas lanzando de lado en prácticas del equipo y le aconsejó que lo siguiera haciendo, un ajuste que rindió muchos frutos para el dominicano, quien dominó esa liga como lanzador.

Además de ajustes en la lomita, quizá el aporte más grande de Rodríguez para Cuas fue su mentalidad, al reiterarle el hecho que no solo luchaba para cumplir su sueño, sino que también lo hacía por el futuro de su familia.

«(Francisco) me dijo algo que se me quedó grabado hasta hoy, y creo que es la razón por la que estoy donde estoy: ‘Cuando estás en el montículo, cada persona que llega a la primera base sobre ti, le está quitando la comida a tu hijo'», expresó José a The Athletic.

Sus buenas actuaciones con los Patos llamó la atención de las Serpientes de Arizona, ofreciéndole al dominicano un espacio en su sistema de Ligas Menores en 2019, chance que aprovechó al presentar excelente efectividad.

Con sus buenos resultados el año anterior, Cuas se estaba preparando con emoción para los Entrenamientos Primaverales del 2020, cuando la pandemia del Covid-19 frenó las actividades del béisbol.

Y para colmo Arizona, como el resto de las organizaciones de Grandes Ligas, buscaban la forma de reducir costo de sus operaciones, resultando en el despido de José.

Nuevamente las dudas empezaron a abrumarlo, puesto que en la primera ocasión entendió la decisión de los Cerveceros de dejarlo en libertad, ya que no estaba produciendo en el campo.

Esta vez estaba teniendo un excelente rendimiento y aun así se veía por segunda vez fuera del béisbol organizado.

Ahí otra vez piensa en renunciar a su sueño, confesándose ahora frente a su esposa, que estaba embarazada de su hija, quien se opuso rotundamente a esa propuesta.

«Yo estaba como ‘no te atrevas’. ¿Crees que he sacrificado todo esto por ti? De ninguna manera. No vas a renunciar», contó Anais.

Para poder ayudar a su familia José consiguió un trabajo como mensajero de la compañía de envío FedEx, mientras continuaba practicando en un parque durante las noches con su hermano.

De acuerdo con Cuas un día, de manera aleatoria, un entrenador de las Serpientes le preguntó que si tenía interés en lanzar con las Águilas Cibaeñas en la Liga de Béisbol Profesional de República Dominicana (Lidom).

En el país, durante la temporada 2021-2022 obtuvo una efectividad de 1.80 en 13 apariciones, impresionando a T.J. Peña, quien también forma parte de la franquicia de los Reales de la ciudad de Kansas.

Los Reales lo firmaron y Cuas escaló rápidamente niveles de Ligas Menores, siendo posteriormente llamado a Grandes Ligas.

Su debut en la gran carpa se produjo este 31 de mayo ante Cleveland, tirando una entrada en blanco, con un ponche. LD

Siguenos en Youtube:

Dejanos tus comentarios sobre esta noticia!

Artículo anteriorPolicía busca supuestamente a organizadores de carreras en donde murieron tres jóvenes
Artículo siguienteAbinader designa a Juan Manuel Méndez al frente de Emergencias Médicas del 9-1-1