Carta Pública: A mi hermano Nicolás

Clasificados Facebook Twistter Youtube Club


Carta Pública: A mi hermano Nicolás Imprimir E-mail
Por Melba Grullón   
Domingo, 22 de Marzo de 2015

Te he visto trabajar sin descanso durante 33 años, pues comenzaste a trabajar desde los 9 años. Recuerdo que ni alcanzabas los controles y te ponían almohadas para que pudieras hacerlo, sentado sobre ellas. Nuestro Padre te exigía cumplir tu horario de control en la emisora, inclusive más que a los demás; y muchas veces me pareció que era demasiado, para un niño. Creciste, con un alto sentido de la responsabilidad y eso ha sido evidente, en cada uno de tus pasos.

Recuerdo todos los esfuerzos que hiciste para ser Piloto. Aquel momento en que tu instructor te dijo que ya estabas preparado para volar tú solo aquel avión; y nosotros, tu familia, estábamos ahí porque nos habían convocado a estar presentes para verte pilotar, por primera vez, y recibirte de sorpresa, a tu regreso a tierra. 

No hay palabras para describir lo que sentí, al ver lo que mi hermanito es capaz de hacer.

Siempre has demostrado saber lo que quieres y los esfuerzos que tienes que hacer para lograrlo.  A los 18 años ya eras Director de una emisora y te esmeraste para hacer una carrera en Mercadeo, además de ser Productor de Programas y Locutor. 

Te casaste muy joven y he observado la manera tan abnegada como has ido construyendo un hogar sólido, junto a tu esposa y a tus hijos. 

Te elegí como Padrino de mis dos hijos porque creía -y aún creo- que eras el mejor ejemplo de vida para ellos, la guía de cómo debe ser una persona; y también porque pensé que si un día yo llegase a faltarles, tú estarías ahí para ellos... como siempre has estado, en los momentos cuando más hemos necesitado de tu apoyo. 

Hay muchas cosas que te agradezco.

Tu reacción al ser la primera persona a la que le comuniqué la noticia de que estaba embarazada, por primera vez y siendo soltera. La oportuna ayuda que me prestabas cargando a mi hija cuando llegabas a casa y yo estaba desvelada, tratando de dormirla. ¿ Recuerdas? Cuando me decías: "¿Te ayudo?" . Yo veía el cielo abierto pues, precisamente cuando más agotada me sentía, tú llegabas, cansado y con sueño, pero aún así te quedabas cuidándola para que yo pudiera descansar.

Cuando estaba embarazada de mi segundo hijo, pasaba por momentos muy difíciles y me había quedado sin seguro médico. Cuando te enteraste, sin yo pedírtelo me incluiste en tu seguro y lograste que mi parto fuese cubierto. Ni siquiera me enteré cómo lo hiciste, pero ahí estabas, ayudándome, cuando más te necesitaba.

Recuerdo cuando te me apareciste de sorpresa en la capital, cuando te enteraste que había faltado tres días al trabajo.  Estaba atravesando por una situación laboral y de salud que desequilibraba mi presión arterial; estaba física y emocionalmente exhausta y solo quería dormir. Viajaste dos horas de ida y dos horas de vuelta, para asegurarte de que estaba bien; y, como mi ángel de la guarda, llamaste a mi jefe para preguntarle qué era lo que pasaba con mi trabajo.

Y reciente, cuando supiste que estaba desempleada, y siendo conocedor de mis rebeldías, fuiste la primera persona que me llamó para ofrecerme trabajo. De nuevo estás ahí presente, tratando de ayudarme.

Siempre perseverante. Trabajador incansable.

Gracias!

Tu vocación para impartir justicia te ha llevado a producir un programa de televisión que le ha dado voz al Pueblo, durante más de seis años.  En él, he escuchado tu reiterado clamor por una sociedad mejor para todos, más justa. 

Hoy me siento muy orgullosa y emocionada, al verte alcanzar el grado académico de Licenciado en Derecho, con honores.

Mahatma Gandhi decía que "Los Siete Pecados Sociales" son: 1- Política sin Principios; 2- Economía sin Moral; 3- Bienestar sin Trabajo; 4- Educación sin Carácter; 5- Ciencia sin Humanidad; 6- Placer sin Conciencia y 7- Culto sin Sacrificio. 

Esas virtudes, las que subsanan los citados por Gandhi como errores sociales, están muy vivas y bien representadas en ti: Principios, Moral, Trabajo, Carácter, Humanidad, Conciencia y Sacrificio; por lo que estoy más que segura de que sabrás enarbolar, de manera excelente, la bandera de la Justicia. 

Te quiero mucho Nicolás.  Te bendigo, y bendigo tu vida.  Con Amor,

Melba.
21-03-15

Carta Pública: A mi hermano Nicolás
 


Quizá te pueda interesar:




Moca, Rep.Dom, Todos los Derechos Reservados © . Desde el 2006-2015
Provincia Espaillat, Moca cuna de heroes y sepulturera de tiranos.
Hosting y Desarrollo por sitesdo.com